Este es un sistema de seguridad perimetral que incorpora en un solo equipo la protección física y la protección electrónica, utilizando para ello los pulsos de energía controlada, generados a partir de una fuente de alto voltaje regulado entre 10.000 Voltios a 12.000 voltios con un amperaje de 0.01 AMP. NO LETALES, que al contacto con la persona intrusa que intenta traspasarlo, produce una contracción muscular dolorosa, instantánea y efímera que se repetirá con cada pulso en caso que el individuo o intruso permanezca en contacto con el sistema.